A la hora de crear un personaje influyen dos aspectos fundamentales que son los que, semana a semana, practicaremos con tus peques para fomentar su creatividad, extroversión e imaginación.

La máscara externa: la caracterización es la base del personaje, lo que hará que se meta en el papel y su creatividad se dispare. Hablamos de ser un pirata, un hada, un elfo, un animal… Por supuesto, siempre utilizando materiales adecuados para las pieles sensibles de nuestros peques.

Indumentaria: efectivamente, el disfraz. Sin embargo no nos quedaremos ahí. Su imaginación ha de volar e imaginarse al personaje con todo tipo de detalles, objetos que complementan la caracterización y los involucran en el juego con absoluta libertad para luego presentar sus creaciones.

Cada semana es diferente. Estate atento a las redes sociales para saber que haremos cada día.

FacebookTwitterMore...